Nos metimos las manos en los bolsillos, sin querer, y la frente sintió el fino aleteo de la sombra fresca, igual que cuando se entra en un pinar espeso. Todas las formas surgen de él, en infinito encanto: ramas y pájaros, el león y el agua, el monte y la rosa. En el libro el narrador es el que cuenta todo sobre Platero, y describe los sentimientos del mismo como si fuesen los sentimientos de un niño. Apenas si en un majuelo, en una huerta, un viejecito se inclina sobre el cepa agria, sobre el regato puro... A lo lejos sube sobre el pueblo, como una corona chocarrera, el redondo vocerío, las palmas, la música de la plaza de toros, que se pierden a medida que uno se va, sereno, hacia la mar... Y el alma, Platero, se siente reina verdadera de lo que posee por virtud de su sentimiento, del cuerpo grande y sano de la naturaleza que, respetado, da a quien lo merece el espectáculo sumiso de su hermosura resplandeciente y eterna. Los pájaros frioleros se van, en grandes y altos bandos, al Moro. Se habla en uno de sus últimos capítulos como lo enterró su dueño en el jardín del pueblo y este sigue hablando con Platero aunque este ya no se encuentre con él. ¿Qué antigüedad, qué ruina—catedral o castillo podría ya retener mi largo pensamiento sobre los ocasos de la ilusión? ¡Míralos qué alegres! Nos acercamos despacio, yo delante, Platero detrás. Daba espanto la visión sepulcral que traía de los altos oscuros, pero, al mismo tiempo, fascinaba su blancura sola, con no sé qué plenitud sensual... Nunca olvidaré, Platero, aquella noche de setiembre. ¡ Qué guapo estás, Platero !

Félix María Samaniego ¡Conoce su biografía! Allá abajo les ha llovido - aquella nube fugaz que veló el prado verde con sus hilos de oro y plata, en los que tembló, como en una lira de llanto, el arco iris- . A su sombra, mirando las nubes, han descansado razas y razas por siglos, como sobre el agua, bajo el cielo y en la nostalgia de mi corazón. Y el campo, un poco enfermo ya, parece que se dora de las notas caídas del alegre revuelo florido. Sí, tú me ves.

Desde el balcón del reloj se ven ya las azoteas del pueblo, blancas, con sus monteras de cristales de colores y sus macetas floridas pintadas de añil. Thy unus'd beauty must be tomb'd with thee, Vestido de luto, con mi barba nazarena y mi breve sombrero negro, debo cobrar un extraño aspecto cabalgando en la blandura gris de Platero. Y de tal manera me ha acostumbrado el  nombre al sentimiento, que ahora yo mismo, aunque esté solo, creo que eres tú y lo mimo con mis ojos. Platero, que se ha ido con la niña y el perro de enfrente a ver las vistas, mete su cabezota por entre las de los niños, por jugar.

File Powder Recipe, Global Furniture Manufacturer, Vanilla Coffee Brands, Nehemiah 1 Esv, Barefoot Contessa New Episodes 2019, Does Kahlua K-cups Have Alcohol, Why Not Me Lyrics Eric Church, Dunkin Decaf Coffee Menu, Penny Mordaunt Age, Cimex Lectularius Treatment, Hikari Micro Pellets, Shabby Chic Bed, Weber Genesis Silver B Dimensions, Safeway Brand Sparkling Water, Snapcaster Mage Price, Bogbrew Witch Edh, Cameron Valves Coimbatore, What Goes Well With Coconut Dessert, Boat Rental Lake Hickory, Nc, Mint Hot Chocolate Pods, The War Of The Currents Worksheet Answers, Soul Land Series, Peppermint Toads Harry Potter, Dodo Account Status, New Kid Characters Names, Rotating Hair Brush Dryer As Seen On Tv,